Foro de Rol de Final Fantasy
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 Ficha de Seisyll O'Shaunessy.

Ir abajo 
AutorMensaje
Seisyll O'Shaunessy
Batallón Pluto
avatar

Mensajes : 5
Guiles : 90
Fecha de inscripción : 02/02/2011

Poder de Batalla
Nivel: 1
Hp: 5000
Experiencia:
0/110  (0/110)

MensajeTema: Ficha de Seisyll O'Shaunessy.   Miér Feb 02, 2011 2:27 pm

  • Nombre: Seisyll O’Shaunessy.

  • Sexo: Masculino.

  • Edad: 19 años.

  • Rango: Batallón de Pluto.

  • Final Fantasy: Final Fantasy IX.

  • Ciudad: Alexandria.

  • Aspecto Fisico:
    Spoiler:
     

  • Personalidad: Es un joven responsable y caballeroso, con muy buenos modales a la hora de tratar a cualquiera, ya sea superior o inferior en rango. Incluso ha de tratar correctamente a sus oponentes en caso de que se ocasione algún combate. Vive en armonía con lo que le rodea, ve a todos por igual y combate fielmente hasta el último suspiro por su pueblo, nada ni nadie puede decir que él la ha fallado a su gente en algún momento.

    “La espada de la justicia se teñirá de rojo, pero no sangriento, sino de pasión por el amor que siento por Alexandria.” – Seisyll, antes de combatir para proteger a su pueblo junto a la Reina Lilia.

  • Historia: Nació bajo una familia bastante humilde, de nombre muy destacado en las viejas épocas donde se construía la gran Alexandria. A pesar de que fue una familia muy de renombre, tuvo sus épocas de gloria pero en las últimas décadas habían decaído como simples campesinos. Se crió bajo la tutela de sus padres, cuando niño, su padre, que había sido un guerrero ahora retirado: le contaba historias acerca de lo grande que habían sido los O’Shaunessy en las viejas épocas. Algo que cautivaba al pequeño Seisyll, que siempre todas las tardes se sentaba en el suelo a escuchar como su padre le contaba las historias, los ojos de Seisyll se encendían como dos luceros, se dilataban de la emoción y como era tan pequeño, su imaginación le hacía divagar por aquellas historias contadas en la tarde, en la noche cuando dormía, soñando con ser un guerrero.

    Decidido ya en adolescente, se enlistó en las tropas del Reino, para formar parte de ellas. Les dijo a su padre y a su madre, que cuando volviera, volvería como uno de los mejores guerreros de Alexandria y que iba a recobrar el respeto que su familia tuvo en algún momento. Sus padres le alentaron, sabían muy bien que por sus venas corría la sangre de una familia de guerreros y que con su emoción, no se le podía decir que no y seguramente con el esfuerzo que pondría sería el mejor.

    De una evaluación muy peculiar de guerreros, fue escogido para formar parte del Batallón de Pluto un reconocimiento enorme, debido a que pasó de ser un simple novato a un guardia imperial del Rey en esos momentos. Tenía 16 años cuando fue elegido y todos decían que tenía un futuro magnifico por delante, incluso el Rey lo elogiaba.

    Solía hablar largas horas con sus compañeros y con gente del pueblo que tenía sus respetos hacia él, cada vez que era enviado para alguna misión a revisar la ciudad, dado que el Rey se preocupaba mucho, algo que le terminó contagiando a Seisyll, pues se volvió un fiel defensor de todo aquel que estuviera en problema.

    En sus ratos libres, entrenaba para ser el mejor, en el Palacio había un campo de entrenamiento especial para los del Batallón de Pluto, pronto Seisyll fue nombrado como uno de los mejores guerreros, debido a que practicaba con todos y les ganaba siempre, excepto con alguien al que le fascinaba su estilo de combate, Fiore. Se decía que ella era la primera elegida para formar parte del Batallón de Pluto, y a pesar de que era una mujer, todos le tenían su respeto, pues había dado tanta paliza al batallón en los entrenamientos que nadie la subestimaba por su sexo. Pero Seisyll siempre fue igual, y para él seguía siendo una humana, podía vencerle si se lo proponía, pues seguía siendo igual a él. La conocía tan bien que podía cubrir los golpes de ella con sus ojos cerrados, pero siempre una que otra sorpresa sacaba la mujer y terminaba ganándole, demostrándole que había algo nuevo que aprender de ella. Sin embargo, él también podía ganarle a ella y algunos guerreros del Batallón de Pluto, detenían sus entrenamientos cada vez que ellos dos batallaban, para verlos… pues eran combates increíbles. Nunca se podía definir quien era el mejor entre ellos, pero si se podía definir que eran excepcionales en el arte del combate y tenían suerte de tenerlos como aliados.

    A pesar de que Seisyll quería entablar una amistad con la única persona que le podía ganar, ella siempre era indiferente y no quería hablar o luego de combatir, se iba sin siquiera responder. Podría ser la única persona que trataba así a Seisyll, pero él la quería a su modo e igual la comprendía, pues no todos podían ser amigables con él.

    Los del Batallón Pluto, se turnaban para hacer guardia cada noche y evitar que el Rey pudiera ser atacado sorpresivamente, en una de sus rondas, Seisyll pudo escuchar una música provenir de una de las habitaciones, sonrió, pues provenía de una de las habitaciones Reales. Con miedo a que aquella música que se escuchaba, sea una música para tapar un asesinato del Rey, Seisyll entreabrió la puerta para ver que el Rey estaba en su observando hacia el piano, pues no se podía ver con claridad quien era que tocaba el piano. Estaba todo bien, al parecer, aunque aquella hermosa melodía le encantaba y tenía saber quien era que la tocaba, quizás había de ser la Princesa Lilia. Soltó una pequeña sonrisa, cerró la puerta con mucho cuidado y se quedó escuchando como el piano sonaba con armonía, pues tocaba realmente muy bien. Cada noche que Seisyll debía hacer un patrullaje se detenía en esa puerta del Rey a escuchar la melodía.

    Una noche, cuando el Rey se retiró con una amplia sonrisa como lo hacía siempre, Seisyll se escondió muy bien para luego animarse a entrar a la habitación en donde se escuchaba aun el piano, quizás por respeto a la realeza que recién se retiraba. Lo hizo en silencio y con cuidado para llegar hasta el piano y poder ver con asombro, como la mujer que tocaba tenía un rostro completamente diferente al que él conocía, pues era nada más y nada menos que Fiore. Ella podría haber detenido su música al verlo, pues sabía que él era indiferente a los ojos de ella, sin embargo cuando tocaba el piano se sentía como si fuese otra y ella continuó tocando completamente relajado, sumida en la melodía que creaba con sus manos y deleitaban los oídos del guerrero. Estaba tan sorprendido que no dijo palabra y ella se marchó como si nada.

    Supo desde ese día, que ella era una persona completamente diferente al menos en los momentos que tenía un piano en sus manos. La vio de diferente manera, la escuchaba tras la puerta cada noche, hasta que el Rey salía y se despedía. Sabía muy bien que la presencia de él a ella no le agradaba, así que decidía seguir con la guardia luego.

    Tras largos dos años de una misma rutina, el Rey había muerto dejando como legado todo su Reino a su nieta, debido a que sus hijos habían muerto. La Reina Lilia, era alguien a quien todos querían y muy simpática, así que no tardó en caerle bien al joven. Sin embargo, sabía que con la muerte del Rey no podía escuchar nunca más una melodía como la que escuchaba todas las noches, y no podía contárselo a nadie, ni siquiera a ella porque no hablaban, y era algo que preferiría reservarse.

    Haciendo la guardia una noche para la Reina Lilia, caminando por el palacio volvió a escuchar esa misma melodía, sonrió y caminó lentamente, dejándose guiar por sus oídos. Sabía muy bien que el Rey no podía escuchar esa melodía, o quizás si, desde el otro mundo, ingresó a la habitación y se sentó en el mismo lugar donde se sentaba el Rey a escuchar como Fiore tocaba el piano, sin musitar palabra alguna. Esa noche luego de que ella terminó su concierto personal para el guerrero, se decidió por hablarle, fue en ese momento que ella se abrió completamente a alguien quizás, pues le habían enseñado a no sentir nada por nadie. Cada noche, cada vez que él tenía que hacer guardia, salía con Fiore y ella le tocaba aunque sea una canción por noche, se había vuelto como algo rutina, reemplazaba al Rey o al menos eso creía. Pero seguían teniendo el deber de proteger a la Nueva Reina y no podían estar toda la noche, uno tocando y el otro escuchando, aunque ellos lo quisieran.

    Eran grandes compañeros, no los mejores amigos pero al menos ahora podían hablar. Pero no lo hacían frente a otros, pues sabía muy bien que ella no se le abría a cualquiera y si ella quería hacerlo, tenía que salir de ella.

    Tras un año de compañerismo, un fuerte temblor sacudió la ciudadela y Seisyll despertó para salir afuera con su espada y notar que estaba en un mundo completamente diferente. Pensó si la Reina Lilia estaba bien, por primero pero el castillo seguía intacto, su deber estaba por encima de las cosas y lo segundo en que pensó fue en Fiore, quizás le había pasado algo… fue en ese momento que salió corriendo a buscarla pudiéndola encontrar bien, por suerte. Luego de ese episodio, tuvieron que defender las tierras de Alexandria de cosas impensadas, pero ahí estaban ellos siempre preparados para el combate, luchando espalda con espalda con Fiore para proteger a la Reina Lilia.

    Técnicas

  • Limite Nv1: Mystic Shot.
    Seisyll retrae su puño izquierdo hacia atrás y todo un aura crece en él, esa aura se materializa dentro de su palma y al extender el brazo hacia el frente, liberará un disparo de energía equivalente a un golpe seco con todas las fuerzas, la ventaja de esta técnica es que al poder ser enviada de lejos, evita que el oponente pueda dañarle y cada vez que acierte un golpe, Seisyll de estar herido, se curará absorbiendo la vitalidad del enemigo por el mismo daño que él ha provocado.
    (Si tu ataque acierta al rival, este durante 3 turnos pierde 150 de hp, ademas de que tu recuperas durante tres turnos 150 de hp)

  • Limite Nv2: Righteous Fury.
    Seisyll hace arder su espada en llamas, teniendo el poder de la dinastía O’Shaunessy en sus manos. Cada espadazo que soltará en el aire se convertirá en llamas que quemarán todo alrededor, lo que hace es lanzar estocadas hacia el oponente desde una distancia considerable, para que las llamas vayan todas una detrás de otra a quemar al enemigo, de ser efectivo el ataque, son llamas que queman directamente el alma y no causan absolutamente nada al cuerpo, van quemando el interior, hasta que lo llevan a la muerte.
    (Por las quemaduras causadas al rival, este pierde durante 3 turnos 250 de hp, ademas de que si tus PM superan los 85 el rival debera sacar 90 en el dado defensa para poder defenderse)

  • Limite Nv3:Alexandrian Justice.
    Sostiene la espada con las dos manos, empuñándola con todas sus fuerzas. Un aura de energía lo envuelve haciendo una pequeña ventisca que todo lo que tiene cerca sea levemente alejado hacia atrás. El filo de su espada comenzará a brillar, y correrá hacia el oponente con gran velocidad y agilidad. Justo antes de llegar a su objetivo, dará un gran salto y empuñando la espada con dos manos fundirá el filo a los pies del enemigo.

    Cuando la espada se clava en el suelo, el brillo que posee en el acero se dispersa por el suelo, creando una especie de pequeños rayos que desaparecen. Un rugido se siente y un trueno impactará justo arriba del oponente, causándole gran daño. Este ataque posee el nombre de Justicia de Alexandria, porque era uno de los golpes que usaban en la vieja era y que le fue entregado de sangre a Seisyll, a través de la herencia O’Shaunessy.
    (Al impactar el trueno en el rival, este durante un turno esta paralizado, no podra atacar ni defenderse, ademas si tu PM, superan los 95 puedes agregar al daño final un 10%)

  • Invocación Propia:Nasus, The beast of the sands.
    Nasus es la viva imagen de un hombre con cabeza de perro, sus ojos rojos e inquisidores, y aquellos adornos dorados hacen pensar a cualquiera que vivió en las tierras donde había mucho sol en épocas mitológicas nunca antes vista por la creación humana. Posee un bastón verde al igual que el color que destila de su cuerpo azabache, que lo usa como arma cuando precisa hacerlo.

    El poder de esta invocación es extraordinario, pues desata una tormenta de arena que azota a los enemigos cercanos. Mientras ruge la tormenta de arena, obtiene vida su invocador y reduce la vitalidad de sus enemigos cercanos, ocasionando un daño increíble y cumpliendo la función de ayudar a su dueño a su máximo esfuerzo.

    “La bestia de las arenas es un ser contemplativo, pero ¡ay de quien ose interponerse en su camino!” – Seisyll, luego de haber derrotado a todo un ejército con su invocación.
    (Durante 3 turnos el rival perdera 175 de hp, ademas de que durante dos turnos el rival perdera 2 de Limite)


  • Defensa: Aegis of Pluto.
    Un escudo que porta enganchado en su antebrazo reforzado por los poderes del Batallón de Pluto. Este escudo se antepondrá ante cualquier ofensiva que quiera ser lanzada hacia Seisyll, el escudo obtendrá un brillo absorbiendo el ataque y llegará hasta su punto límite, donde en ese momento el guerrero del Batallón de Pluto empujará hacia delante su brazo y un rayo saldrá despedido hacia el oponente, aturdiéndolo unos instantes para que cese el ataque y pueda comenzar la ofensiva él.
    (Si tus PM superan los 85 podras devolver el 50% de daño al rival, ademas de que si tus PM superan los 100 el rival perdera durante un turno 2 de defensa)

  • Arma: O’Shaunessy Sword.
    Espada entregada por su padre antes de que partiera a enlistarse a las tropas de Alexandria, es una espada que ha pasado por varia generaciones de guerreros de apellido O’Shaunessy y que lamentablemente su padre no pudo empuñarla como se debía. Así que se la dio a Seisyll, para que convirtiera esta espada en la esperanza de Alexandria y que perdurara en las leyendas de una ciudad de paz.
    (Solo por portarla aumenta tu ataque en +2, si tu dado arma fue un exito puedes hacer un daño de 350 de hp)

    Spoiler:
     

  • Habilidad: Sword of Justice.
    Al ser un maestro con la espada y un gran guerrero. Se ha ganado el apodo de “Espada de la Justicia” en el Reino de Alexandria. Las habilidades que contengan o usen espada, sin duda alguna golpearán con gran precisión y más fuerza, debido a que Seisyll sabe lo que hace cuando se trata de usar una espada. Esa es la dinastía y el destino de los O’Shaunessy, vivir y morir con una espada en mano.

    (Solo por tenerla aumenta tu ataque en +1, ademas de que si tu dado habilidad fue un exito puedes aumentar el daño final en un 15%)
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Chocomog
Admin
avatar

Mensajes : 48
Guiles : 422
Fecha de inscripción : 20/10/2010

Poder de Batalla
Nivel: 100
Hp: 100000
Experiencia:
500/500  (500/500)

MensajeTema: Re: Ficha de Seisyll O'Shaunessy.   Miér Feb 02, 2011 8:24 pm

Felicidades tu ficha a sido aprobada
Ya puedes empezar a rolear y a entrenar
Bienvenido y buena suerte

_________________


Kueee!
Cumple las Normas
Kupo!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://finalfantasylegend.forosactivos.net
 
Ficha de Seisyll O'Shaunessy.
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Final Fantasy Legend :: General :: Creación de fichas :: Fichas :: Final Fantasy IX-
Cambiar a:  

Dark Akatsuki
Crear foro | © phpBB | Foro gratis de asistencia | Contactar | Denunciar un abuso | Crear un blog